En 2018, más del 78% de las cargas de trabajo se procesarán en centros de datos cloud, y el 22% restante, en data centers tradicionales. Esta tendencia viene a constatar la predicción de IDC de que el gasto en cloud pública se duplicará para el próximo año, alcanzando los 127.500 millones de dólares, que se repartirán entre SaaS (82.700 millones), IaaS (24.000 millones) y PaaS (20.000 millones).

En una era en la que se espera que TI garantice su apoyo a los procesos productivos de la empresa, con un abundante flujo de nuevas aplicaciones y datos, el centro de datos de nueva generación permite eliminar cuellos de botella, aumentar el autoservicio y llevar el negocio hacia adelante.

Lee en esta guía:
? Por qué invertir en el Centro de Datos de Nueva Generación
? Cómo ha ido evolucionando el centro de datos
? Los cinco principios sobre los que se sustenta en Centro de Datos de Nueva Generación

CámarasVideo Play
En 2025 habrá más de 350 millones de cámaras con IA en las ciudades inteligentes. Estos dispositivos gestionarán el tráfico y la prevención de amenazas. La baja latencia y la privacidad de los datos de 5G serán fundamentales en el proyecto.
MonitoresVideo Play
El mercado global de monitores y PC para juegos alcanzó un nuevo récord en 2020. Los encargos crecieron un 26,8% año tras año, hasta las 55 millones de unidades. América del Norte y Europa Occidental combinados adelantaron por primera vez a Asia / Pacífico en ventas.
La pandemia ha impulsado la transformación digital. También en el ámbito académico, uno de los más perjudicados por la Covid. Ahí es donde el Plan Director 2020, comenzado en 2018 por la conferencia de rectores Crue Universidades Españolas, ha resultado ser visionario. Andrés Prado, Coordinador del grupo de trabajo "Dirección de TI" en Crue, repasa algunas de las claves de este proyecto.
Competencias digitalesVideo Play
En España, sólo un 50,4% de la población domina el procesador de textos, las hojas de cálculo y la edición de vídeo. Las competencias digitales son bajas o nulas entre personas de más de 65 años. Las tres claves fundamentales en la digitalización del individuo son el nivel de estudios, la edad y la situación laboral.