#ENDIRECTO 

 

 

 

Según datos aportados por una investigación, entre el 21 y el 30% de las organizaciones europeas piensa que la IA y el IoT son "muy difíciles" o "extremadamente difíciles" de proteger.